CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LAS LENTES DE CONTACTO

El uso de lentes de contacto conlleva unos riesgos para nuestros ojos que podemos minimizar si somos responsables en su uso, desinfección y limpieza con las soluciones adecuadas.

Lo más cómodo y sencillo hoy en día es utilizar una solución única que nos permita limpiar, desinfectar y conservar (todo en un solo paso) nuestras lentes de contacto.

Es vital que nunca se dejen en agua corriente, el peligro potencial que entraña para nuestros ojos es muy grande. Ciertas bacterias y microorganismos pueden causar pérdida de visión permanente e incluso requerir una queratoplastia (un trasplante de córnea).

Desde Óptica Perucho aconsejamos nuestras soluciones únicas con hialuronato sódico, acompañado de un uso moderado y responsable (de no más de 8h de uso) y una serie de medidas sencillas como no dormir con ellas puestas, no ducharse, no acudir a piscinas, no manipularlas con las manos sucias… para evitar infecciones.

Para terminar, recordar el peligro del gel hidroalcoholico para desinfectar las manos como sustituto del jabón neutro convencional, ya que podría causarnos quemaduras en las corneas.